domingo, 6 de mayo de 2012

FORREST VISITA EL HOSPITAL DE TOLEDO

Aunque Forrest ha dejado de correr, sigue compartiendo con todos nosotros  sus crónicas. En este caso, se trata de su emotiva visita al hospital de Toledo.
No os la perdáis porque explica en parte el porqué de todo este proyecto.



Día 29 de abril, visita al hospital de Toledo
No iba a hacer una crónica de éste día, puesto que lo consideraba algo más personal, íntimo, pero me he decidido a compartirlo con vosotros.
Por la mañana, a las 10:30 horas realizamos una visita al hospital para poder hacer entrega de unos juguetes, a los niños que en ese momento estuviesen  hospitalizados, en el apartado de pediatría.
La Dra Velasco, " Maruchi", como todos cariñosamente la llaman , fue la encargada de obtener el permiso de la gerencia del hospital y allí fuimos, 3 familias de Afanion ( Cristina y Miguel, con su hija Lucía; Laura ,con su hijo “Popeye”; Chon y Miguel, con su hijo Raúl ).
Se trataba de repartir unos juguetes, cedidos por Juguettos , concretamente unos peluches, sin mucho valor material, pero lo importante era el hecho de visitar a los niños y sacarles una sonrisa de sus labios o de sus miradas.
Hay que ver con qué fuerza y vitalidad soportan el obligado ingreso, tal vez su inocente consciencia no les deje ver la realidad y por lo tanto, no sepan siquiera, los más pequeños, el porqué están en el hospital.
De todos modos, en la mayoría de los casos, sí supieron apreciar que unos extraños para ellos, les visitasen y les entregasen un peluche. En sus miradas incrédulas por la sorpresa, se reflejaba una alegría a pesar de sus entubaciones, malestar físico, etc.
Con el más mayor ( unos 9 años ) sí tuve la oportunidad de conversar y me dijo que si no hubiese estado en el hospital, habría ido a la pista de atletismo, como su hermano que sí pudo, a recibir a Forrest. Me emocionó mucho escuchar tal cosa y vi que estaba muy bien informado del Proyecto. Qué lección se aprende cuando, en sus circunstancias, te dicen algo así, viniendo de un chavalín de su edad.
No hay mucho que contar de esa visita, más que nada porque las cosas que se sienten no sé muy bien expresarlas en palabras. Son sentimientos que sólo con el corazón se intuyen y sé que vosotros lo podéis sentir con imaginar, tan solo la mirada de una criatura de muy corta edad, que por las circunstancias de la vida, se encuentra en un ambiente hospitalario, para ellos muy hostil, .
Como humano que me siento, he de decir que nuestros males, los de la sociedad en la que vivimos, se disipan al ver la mirada, limpia e inocente, de estas pequeñas criaturas.
A su nivel, muchas veces sufriendo lo insufrible y que un adulto lo pasaría mucho peor, nos enseñan que son más importantes otras cosas “menos materiales” y me hacen admirar su fortaleza frente a las adversidades de la vida.
Con la lección aprendida, nos despedimos de la Dra Velasco que tanto ha hecho por los niños de oncología y que, muy probablemente, ya no pueda seguir haciendo porque pronto deberá jubilarse por su edad, algo que lamentan las familias enormemente porque en circunstancias tan especiales, como es un tratamiento ontológico,  ha sido y será siempre, madre, maestra, amiga , médico en definitiva y una figura clave en la vida de estos niños. Por ello, los padres lamentan que no pueda seguir con su ejercicio profesional, hasta que su capacidad se lo permita y que su jubilación sea impuesta por su edad y no por su sabiduría y vocación ( para una persona que quiere trabajar y ama su trabajo, con toda la experiencia que puede aportar...por impedimento laboral, no puede seguir...qué cosas tiene la vida esta).
Desearía que " Maruchi", fuera un estandarte para que la adecuada senda profesional contagie a las nuevas generaciones de médicos.
En fin, que siendo un día "desligado" al Proyecto Forrest 2.0, en el fondo tiene su enlace y podría ser un FORREST SIGUE ADELANTE, en la VIDA.
Gracias por compartir desde la lejanía y lo frío que es el no vivir físicamente las emociones que he tratado de compartir con VOSOTR@S y espero haber podido transmitir, al menos, algo de la experiencia INOLVIDABLE de FORREST, a través de éste medio que es el más rápido para llegar a vosotr@s a la vez.
FORREST NO TERMINA AQUÍ...FORREST SIGUE ADELANTE, porque la VIDA continua imparable y hay que VIVIRLA...y "ELLOS" los POPEYES, TAMBIÉN.


Seguramente, seguiré haciendo reflexiones y colgándolas por si las queréis leer.


GRACIAS Y SEGUIMOS ADELANTE!!!!!!!!!!!!!

Forrest.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada